Sala de Prensa

header

26 de marzo: Día Mundial de prevención del cáncer de cuello uterino



La realización de una prueba de Papanicolaou a tiempo puede salvarle la vida: con este examen se detecta de manera temprana el cáncer cérvico uterino.

De acuerdo con la doctora Nakia Moronta Tejeda, médica ginecoobstetra- colposcopista de la clínica Profamilia Sabana Perdida, la realización de la citología exfoliativa cérvico vaginal, por Tinción de Papanicolau, es de suma importancia en el seguimiento y detección temprana del cáncer cérvico uterino, pues permite diagnosticar lesiones pre malignas y malignas a bajo costo.

Cuando se le preguntó cada cuánto tiempo debe una mujer hacerse la prueba del Papanicolaou, la doctora Moronta explicó que cuando el resultado del estudio es normal, se realiza anualmente. “Si durante dos años los resultados se mantienen invariables (normales) se podrá espaciar dicho tiempo de 1-3 años (siempre haciendo la salvedad de educar a las pacientes sobre la importancia de la medicina preventiva).

En 2016 en las clínicas Profamilia se realizaron 33,677 pruebas de Papanicolaou; de estos 51 resultaron positivos a lesiones de alto grado y cáncer. A nivel mundial se estima que entre un 15- 25% de mujeres presentan alteraciones en el reporte de Papanicolaou (premalignas y malignas), siendo el 90% de las lesiones producidas por infección del HPV (Human Papiloma Virus).

De acuerdo con la doctora Moronta, no existe una opinión consensuada entre las diferentes normas mundiales para la realización del Papanicolaou en cuanto a la edad, “por lo cual también dependerá de factores predisponentes asociados al cáncer como son: el inicio de las relaciones sexuales a edad temprana, tabaquismo, multiparidad, infecciones cérvico vaginales, hombres y/o mujeres con múltiples compañeros sexuales”.

Las normas nacionales hacen énfasis en la realización del tamizaje una vez se haya iniciado vida sexual o cuando los factores predisponentes estén presentes, marcando como grupo de edad más importante las mujeres entre 35-64 años (Normas nacionales) y de 15 -44 años (Sociedad de patología de cérvix y del tracto genital inferior).

En cuanto a las displasias, la médico colpocopista precisó que un gran porcentaje son detectadas por el Papanicolaou, cuando la prueba es tomada en condiciones óptimas, que implica: a) que no exista sangrado transvaginal, b) no tactos vaginales previos c) no uso de cremas, óvulos lubricantes , por lo menos 48 horas antes, d) preferiblemente evitar coito 24 horas antes de la toma e) disponer de los insumos necesarios (espéculo, citobrush, espátula, laminilla, fijadores en spray o alcohol en frascos), así como los formularios de recolección de datos.

Además con el Papanicolaou se pueden detectar infecciones por hongos, bacterias protozoarios y otros cambios relacionados a la infección por HPV e incluso signos provocados por la alteración hormonal como la atrofia en las células epiteliales de vagina y cérvix.