EDUCACIÓN SEXUAL

La violencia de género y otras conductas sexuales delictivas

header

La violencia de género y otras conductas sexuales delictivas

Algunas conductas socialmente se clasifican en los códigos penales como delitos sexuales. Por regla general estos delitos incluyen: La violación, el abuso sexual de niños/as y adolescentes, el incesto, el exhibicionismo y el voyerismo. Los delitos sexuales, se dice, pueden ser consecuencia de trastornos o parafilias. Lo que sabemos hoy es que no todos los violadores son parafílicos ni todos los parafílicos son violadores.

El delito sexual es un concepto jurídico, en tanto que las “parafilias” son trastornos siquiátricos. Sin embargo, la agresión sexual y los delitos sexuales violentos masculinos suelen estar asociados, a un alto grado, a diversos factores. Entre ellos: niveles relativamente altos de “promiscuidad” sexual,  hostilidad manifestada y dominante hacia las mujeres, justificación de la violación, rasgos de la personalidad antisocial, situación y condiciones bien limitadas que favorecen el ataque, ocasión apropiada, trastornos psíquicos de naturaleza compulsiva, trauma o abusos sufridos en la primera infancia, ambientes sumamente restrictivos en materia sexual, actitudes enfermizas hacia el sexo y a la intimidad autoestima deficiente y ansiedad y la depresión entre muchos otros.

En lo que respecta a los mitos sobre la violación sexual, su fuente originaria y su amplia difusión se encuentra enraizada en la concepción que supone que toda mujer es propiedad de un hombre. Se ha considerado popularmente que lo se daña con la violación sexual es la propiedad del hombre, no la integridad de la mujer

Mitos sobre las víctimas de violación sexual:

  1. Las mujeres no pueden ser violadas a menos que quieran o acepten.
  2. Por la manera de vestir una mujer se puede saber si desea ser violada.
  3. Si una mujer ha tenido alguna vez fantasía en la que es violada, en realidad es lo que desea.
  4. Las mujeres que van solas a bares o piden “bolas” desean en realidad ser violadas
  5. Las mujeres desean, secretamente, ser violadas .
  6. La mujer que no es “virgen” no pueden ser violadas
  7. Las mujeres no denuncian la violación porque saben que, en alguna medida, tuvieron la culpa porque no hicieron lo suficiente para impedirla.
  8. Las mujeres que han quedado preñadas y que no están casadas dicen normalmente que fueron violadas.

Mitos sobre los victimarios:

  1. Los violadores son siempre “enfermos mentales” o “depravados sexuales”
  2. Los violadores son personajes oscuros, tenebrosos y de extracción popular
  3. Solo un extraño puede violar
  4. Los violadores tiene un “impulso sexual anormal”
  5. La mayoría de los violadores tienen una apariencia que les hace identificables

Mitos sobre el acto de violación

  1. La violación es un acto esencialmente sexual
  2. La violación es un acto impulsivo
  3. En los hogares, en la relación de pareja, no puede ocurrir violación

En resumen, los derechos sexuales y los derechos reproductivos, tal como se conocen hoy día, son aplicables en su totalidad a todas las personas, varones y mujeres, esto derechos sexuales deben ser respetados y aplicados con responsabilidad para que puedan contribuir al desarrollo integral y pleno de todas las personas.