Historia

header

Profamilia es una institución no gubernamental, pionera en servicios de salud sexual y salud reproductiva, fundada el 14 de marzo de 1966 con el propósito de promocionar y educar sobre la importancia de la planificación familiar y hacer posible el acceso a los métodos anticonceptivos, principalmente entre mujeres y hombres de barrios urbanos marginados y área rural y para elevar la conciencia de los grupos de decisión y opinión del país sobre la estrecha relación entre el crecimiento poblacional y el desarrollo.

Desde sus inicios Profamilia fundamentó su trabajo en la educación, piedra angular de sus acciones, bajo el lema de la procreación consciente, la libertad de decisión y los derechos humanos -el derecho a conocer, el derecho al acceso, el derecho a la libertad, el derecho a la decisión, el derecho a la atención y el derecho a la salud.

Con esta visión se enfrentó a la desmitificación de la planificación familiar versus control natal; a las posiciones dogmáticas que limitaban el derecho de las parejas e individuos a decidir libremente el tamaño de su familia; a las posiciones ideológicas que atribuían a intereses foráneos la planificación familiar y a argumentos políticos que alegaban que la población dominicana no podía ser limitada en su crecimiento debido a la gran migración de ciudadanos haitianos.

0625eefe-5f97-425b-869d-4c4a3664c23a.jpg 924c5233-24fa-4c49-bc4a-9101eb6bc13f.jpg

Desde su surgimiento, el trabajo de Profamilia produjo una ruptura con la cultura del silencio, trayendo al debate público temáticas hasta ese momento ausentes. Su trayectoria se divide en cuatro etapas:

Planificación Familiar

La fecundidad alta y lo que significó para la salud y la vida de las mujeres, el derecho a la educación y el acceso a la anticoncepción, el involucramiento del hombre en la planificación de la familia, el desordenado y rápido crecimiento de la población, así como la estrecha vinculación entre población y desarrollo, fueron algunos de los temas del inicio institucional de Profamilia. Además de acciones de servicios en planificación familiar, Profamilia promovió y apoyó la creación por parte del Estado de un programa nacional de planificación familiar, contribuyendo de esta manera a la formación del Consejo Nacional del Población y Familia (CONAPOFA).

Servicios Anticonceptivos e Investigaciones Demográficas

No conforme con la transgresión de los inicios, a mediados de los años 70 Profamilia se embarcó en ampliar el acceso de las y los dominicanos a la anticoncepción, con la ejecución de un novedoso programa comunitario que llevó educación y métodos anticonceptivos casa por casa a toda la geografía de la República Dominicana. Conformó una red de voluntarias que por momentos llegó a más de 700 miembras, muchas de las cuales aún permanecen vinculadas de alguna manera a la institución. Profamilia además procuró la disponibilidad y el uso de métodos anticonceptivos seguros y eficaces en el país, a través de servicios clínicos modelos de planificación familiar, así como del desarrollo de investigaciones biomédicas sobre fecundidad y tecnología anticonceptiva. En esta etapa, continuando con su trabajo en torno a los temas de población y salud, Profamilia inició la realización de investigaciones socio-demográficas a través del Instituto de Estudios de Población y Desarrollo (IEPD).

Diversificación de Servicios, Juventud, Género y Sustentabilidad

Luego de realizar una encuesta nacional que arrojó datos sobre los conocimientos y las prácticas sexuales de los y las adolescentes y jóvenes del país, Profamilia comenzó la sensibilización de autoridades, padres y madres sobre la necesidad de abordar, desde la familia y la escuela, la enseñanza de una educación sexual sistemática, científica y liberadora. En esta etapa creó el Programa con Jóvenes a través del cual implementó modelos de intervención desde la comunidad, la escuela y otros espacios naturales de las y los jóvenes, convirtiéndolos en sujetos del accionar y fomentó su empoderamiento; promovió el desarrollo de políticas públicas que reconozcan y aseguren el ejercicio de los derechos de los/as adolescentes y jóvenes en materia de sexualidad.

En el 2008, este programa con y para los y las adolescentes y jóvenes, movilizó a más de 850 multiplicadores/as juveniles y benefició a más de 96,000 adolescentes y jóvenes. En esta etapa se inició también la incorporación de ejes de trabajo que se han constituido en esenciales en el quehacer institucional: género y violencia basada en género (VBG).

Servicios de salud sexual y de salud reproductiva

Se caracteriza por la oferta de servicios de salud sexual (SS) y salud reproductiva (SR) en un contexto de salud integral y con una perspectiva de derechos. Para continuar la misma línea, se amplió la red de clínicas Profamilia y de la gama de servicios desde un primer nivel de atención hasta medicina compleja. Se incorporaron estrategias innovadoras de atención: servicios integrales a personas viviendo con VIH (PVVS), unidades móviles de salud y otras estrategias para la atención a la población vulnerable (ej.: servicios pre-pagados). Al mismo tiempo, se fortaleció el trabajo en violencia basada en género y la atención clínica a adolescentes y jóvenes.

El fortalecimiento de los servicios también se dio a través de la estandarización de protocolos de atención para todos los servicios clínicos y el monitoreo de la calidad de los servicios y la atención. Comienza el mercadeo de marcas propias a través de canales tradicionales y no tradicionales.

En este período, Profamilia continuó con la implementación de acciones de abogacía sobre los derechos sexuales y los derechos reproductivos, en especial en lo referente a violencia basada en género, acceso a servicios de salud sexual y salud reproductiva, a VIH y a derechos sexuales y derechos reproductivos de la población joven.

En esta etapa Profamilia asumió nuevos roles, al manejar proyectos no vinculados a la misión institucional para agencias donantes, supervisando y monitoreando la ejecución programática y financiera de las instituciones ejecutoras, como una estrategia adicional para lograr la sustentabilidad institucional.