Sala de Prensa

header

El manual Hablemos un instrumento de formación en educación sexual para jóvenes sexualmente activos



La gerente Género y Derechos de Profamilia, Myrna Flores  y el encargado de Educación Fernando de la Rosa, estuvieron en el programa  El Día, del canal 11 de este miércoles 16 de septiembre.

Aquí publicamos la transcripción de la entrevista.

 Entrevistadores: Amelia Deschamps  (AD) y Javier Cabreja (JC).

Amelia Deschamps (AD): Hoy hablaremos de Hablemos, el manual que editó Profamilia, este tema se ha convertido en controversial en los últimos días. Vamos a conversar sobre el contenido, tenemos entendido que no es la primera edición, Profamilia viene editando un libro de educación sexual desde hace varias décadas, ¿por qué ha sido tan controversial esta edición?

Myrna Flores (MF). Esta edición corresponde al 2008 y es un documento que próximamente será revisado por el tiempo, tiene información que hay que actualizar.  Es lamentable que tengamos que estar en los medios desmintiendo cuando en este país hay tantas cosas que hacer en materia de prevención relacionada con la población adolescente y joven, y esa es la prioridad de Profamilia, prevenir embarazos, prevenir que se tronche la vida de las adolescentes, porque en nuestro país hay una iniciación sexual muy temprana y no podemos vivir de espaldas a la realidad, que está ahí y lo dicen los estudios que ha hecho Profamilia y que han hecho otras instituciones del Estado.

AD: ¿Pero qué es este libro, qué es este documento?

Fernando de la Rosa (FR): Siempre ha sido, desde sus inicios, un instrumento de formación en educación sexual para adolescentes y jóvenes viviendo en condición de pobreza extrema, con actividad sexual activa y según las investigaciones, con una vida sexual muy activa, muy intensa.  Por eso desde el principio fue diseñado como un instrumento de formación en educación  sexual para adolescentes y jóvenes de barrios y zonas periurbanas del Distrito Nacional, de la zona norte.

Por la importancia y el impacto que tuvo entre los adolescentes, -porque el modelo que utiliza es la formación de jóvenes multiplicadores para trabajar con otros adolescentes para desarrollar programas comprensivos de formación y de educación sexual-, el manual fue acogido por prácticamente todas las organizaciones civiles que trabajan educación sexual.

Javier Cabrea (JC): ¿Que trabajan con jóvenes?

Que trabajan con jóvenes.  Igualmente fue muy bien asimilado por universidades, profesionales de la salud y también, por supuesto, por profesores del sistema escolar, pero nunca formó parte del sistema de educación como instrumento aprobado por el Consejo Educativo.

MF: Cómo texto educativo no, no es un texto educativo.

JC: ¿No formó parte de la educación formal?

FR: Fue un instrumento elaborado para trabajar con jóvenes multiplicadores de los barrios, con intensa vida sexual y bajo condiciones de pobreza.

AD: ¿Y para ser utilizado por quién?

FR: Por personal de Profamilia, programas y proyectos de Profamilia que funcionaban y funcionan aún en esos barrios.

JC: ¿Pero sí han tenido una relación con el Ministerio de Educación a partir de esos procesos educativos?

MF: Por supuesto que si…

FR: Siempre hemos tenido relación con el Ministerio de Educación, de diversa naturaleza, por la preocupación constante de Profamilia durante toda su existencia por la educación sexual, siempre hemos propuesto…promovido que el sistema educativo tenga un programa comprensivo de educación sexual en todos los niveles y hemos sido partidarios de ellos, en nuestras relaciones con el Ministerio hemos propuesto, por supuesto bajo la dirección del Ministerio, la conformación de programas de educación integral en sexualidad en las escuelas.

JC: Los críticos de este material hablan de que este texto incentiva a la conducta sexual desviada y hay una serie de acusaciones. ¿Cuál es el contenido de este material, realmente?

FR: Sobre incentivar la conducta sexual, el manual no tiene que incentivarla, ella existe, se refleja todos los días en la sociedad dominicana, en absoluto tenemos que hacer nada para que las sexualidad de los jóvenes se revele, se exprese, los indicadores son notables, en un país donde la tasa de embarazos es elevadísima, la violación sexual es una constante…

JC: El dominicano 10 millones es fruto de una adolescente de 16 años.

MF: Precisamente. De familia empobrecida.

FR: La vida sexual de las adolescentes y jóvenes se desarrolla dentro de los márgenes más terribles de caos sexual, pobreza sexual, violación, abuso, feminicidio, violencia intrafamiliar y acoso sexual en todos los niveles y en todas las áreas, de manera que no tenemos que estar promoviendo la vida sexual de los jóvenes, porque de mala manera se está expresando.

Lo que si hemos tenido, es mucha preocupación por estas realidades y hemos propuesto siempre el desarrollo de programas. ¿Qué tiene de especial este manual?, que es una visión integral de la sexualidad, no oculta ninguna de sus dimensiones. Tradicionalmente en América Latina, la región, los programas se ocupaban de la base biológica del asunto, apenas eran interesantes los contenidos sobre órganos sexuales, procesos de reproducción humana, embarazo, parto, menstruación y ahí quedaban. El enfoque del manual es integral porque la misma realidad de los adolescentes nos demandó que incluyéramos una visión integral.

Si analizamos el manual vamos a encontrar que tiene cinco grandes dimensiones, la reproductividad, fíjense que no hablamos de reproducción, sino de reproductividad como derecho, como opción; la relaciones afectivas, el componente de género que por primera vez se aborda en un manual de esa naturaleza en el país;  el componente relacionado con el placer sexual y el erotismo y el componente asociado con derechos sexuales, de manera que las cinco grandes dimensiones de la sexualidad quedan registradas a través de notas, ejercicios, informaciones precisas que se presentan de una manera comprensiva, para su análisis, su estudio dependiendo de la población, de la edad, de la metodología que se prefiera utilizar, porque es un manual de uso abierto.

AD: Yo voy a volver a mi tema original. ¿Para qué es este libro? Usted dijo que Profamilia lo creó para sus programas que desarrolla en barrios de la capital, pero la discusión en este momento no es si se utiliza en estos programas, es un tema del Ministerio de Educación y si se utiliza en las aulas, yo quiero que usted nos aclare si ahora, en este momento la discusión está relacionada con la posibilidad de que se constituya en un instrumento de uso para el maestro/a, ¿qué posibilidades hay de esto o si hay una mala percepción sobre el tema?

MF: Puede ser utilizado por los profesores

AD: ¿Pero no hay un acuerdo en este momento?

MF: Una cosa es que un documento sea considerado valioso por autoridades de los diferentes Ministerios con los que nosotros colaboramos y que profesores y profesoras lo utilicen como un material de apoyo o de referencia, no es un texto para entregar a los estudiantes, es un libro didáctico para uso de maestros y maestras.

JC: ¿Qué está haciendo la educación formal en materia de educación sexual en este momento?

MF: Nosotros hemos estado participando conjuntamente con otras instituciones de la sociedad civil y del gobierno en la reflexión sobre lo que se ha venido haciendo en la educación sexual y la formulación de un nuevo currículo educativo. En la actualidad existe un programa afectivo sexual que es un programa, lo que no obliga como una materia de la carrera de niños, niñas y adolescentes, sino que sus componente se aplican de diversas maneras y separado, no de manera integral que es a lo que se aspira en general, empezando por la Unesco, a que haya una educación integral en sexualidad. Los maestros de biología dan  la parte biológica, la de religión da la dimensión moral de la sexualidad y así se maneja el asunto de la educación sexual.

El mismo Ministerio, y está establecido en la prevención de embarazo en adolescente, que la educación integral en sexualidad sea parte de la curricula educativa, eso implica una obligatoriedad, tener textos para ser utilizados por el estudiantado y textos para el maestro, porque siempre en educación ha habido textos para estudiantes y textos que maneja el maestro donde hay una serie de orientaciones metodológicas y teóricas para que implemente dentro del salón de clases, o sea el Ministerio, hay que destacar eso, está en un proceso muy interesante de cara a que en nuestro país se reduzca la tasa de embarazo en adolescentes, las ITS en esa población y que haya un ejercicio de la sexualidad responsable en la población adolescente y joven.

JC: Fernando, y ¿por qué ustedes mandaron a imprimir 24 mil ejemplares de ese libro?

FR: Bueno, esa es digamos una de las falacias probablemente más grande de este año en este país. La falacia parece ser la forma de relacionamiento político permanente en materia de denuncias públicas.

JC: ¿No es cierto eso?

FR: No es cierto que Profamilia, como propietaria del manual, haya ordenado su reimpresión para el Ministerio de Educación, tampoco es cierto que el Ministerio haya ordenado su reproducción para el sistema escolar o educativo, lo que acontece es que han tomado del departamento de compras y contrataciones del MINERD, -lo pueden ustedes localizar entrando en la página web del Ministerio-, la lista de compra de materiales del MINERD para este año escolar 2015-16 y acontece que en la página, en la enmienda 2 de esta lista de compras del MINERD, está la adquisición del brochur Hablemos, 24 mil ejemplares, -brochur, 6 caras, no manual Hablemos, 600 páginas-, brochur “Hablemos sobre Género, Salud Sexual, Salud Reproductiva”, del Ministerio, no de Profamilia.

AD: Ah, ¿es que se llaman igual?

MF: Usa una palabra, no se llaman igual

FR: Han tomado el manual que es un instrumento de trabajo de los programas de Profamilia y se han ido al Listín Diario y han publicado esto en primera plana, y a raíz de ahí ha empezado todo el proceso de demandas, de prohibiciones, de falsedades por esta pifia que cometieron de muy mala fe, confundiendo la reproducción de un brochur con un manual, esto se lo puedo dejar para que entren a la página y puedan verificar.

AD: Además, es “Hablemos de Salud Sexual y Reproductiva”, no se llama Hablemos.

FR: No.  Lo interesante es que esta denuncia se hace en el contexto de las discusiones de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva. Este manual no tiene absolutamente nada que ver con esa Ley, naturalmente en la Ley se establece con claridad la importancia de que el Ministerio de Educación desarrolle un programa de educación  integral en las escuelas, pero en absoluto tiene que ver con la Ley, pero se ha tomado el manual, se ha relacionado con el brochur, se ha hecho un escándalo y lo han aprovechado los conservadores del país para promover el sistema nacional de prohibiciones.

Estamos ahora viviendo en la etapa de la demanda de prohibiciones al Gobierno, estamos llamando a la prohibición de textos escolares, queremos prohibirle a Profamilia que tenga su propio texto, queremos prohibir El Decamerón de Boccaccio, y también queremos prohibir la película de Passolini y otras obras de arte, porque hace referencia al placer sexual, pronto vamos a prohibir el pelo crespo, las faldas cortas y los pantalones apretados.  Ahora para que continúe el proceso de demandas de prohibiciones de sectores que no entienden que la educación sexual no puede ser una educación de prohibiciones.

AD: Sí que es cierto que existen diferentes corrientes de pensamiento sobre este tema y al Ministerio de Educación le corresponde trazar las políticas generales sobre la educación en RD, de ahí que si alguien quiere estudiar en una escuela donde haya limitaciones a ciertos temas, también es un derecho de cada familia. En medio de esas discusiones ustedes dicen que el MINERD ha estado realizando (reuniones), ¿Profamilia ha tenido la oportunidad de participar y se ha hecho alguna propuesta sobre el currículo que debe existir para manejar estos temas con los estudiantes, ha habido este acercamiento?

MF: Si,  hemos tenido acercamiento, siempre hemos trabajado en colaboración con el MINERD, decía que hemos participado en una mesa de educación, donde el enlace principal es el Ministerio de Educación y en otros espacios donde se discuten y ventilan estos asuntos, que son una preocupación de toda la gente que quiere el bienestar de este país, sin tomar en cuenta miramientos ni ideologías, ni tampoco una doble moral religiosa, que hay gente que se convierte como en estandarte de esas prohibiciones, sin embargo en los momentos que han ocurrido hechos que hay que salir a defender a nuestra población joven, no hemos escuchado esas voces, como los casos de pederastia que han ocurrido en nuestro país, donde hemos tenido personas que deben tener un arraigo en nuestra población joven y lo que han hecho es abusar de ellos, quisiéramos escuchar esas voces también en esos momentos, cuando una joven es expulsada de la escuela porque quedó embarazada, queremos escuchar esas voces también en esos momentos, porque nuestra legislación prohíbe la expulsión de las adolescentes de las escuelas y es una política del MINERD que permanezcan dentro del sistema educativo formal, sin embargo hay directores/as arbitrarias que responden a estas corrientes conservadoras, que expulsan y culpabilizan el embarazo, no quieren que trabajemos para la prevención pero tampoco se protegen los derechos de la adolescente embarazada.

Una adolescente embarazada ¿qué es lo que encuentra en su camino? El rechazo de la gente, el rechazo de su familia, incluso hemos encontrado casos, nuestros multiplicadores han visto en escuelas que adolecentes, no las expulsan, pero las aíslan, incluso van al recreo en horario diferente a los demás niños y niñas, entonces es una hipocresía, no quiero prevenir, sin embargo el hecho ocurre, afecta a estas adolecentes.

Hay otro detalle, las ITS son muy altas en las adolescentes, no queremos prevenir, le tenemos miedo al condón, el condón es satánico, dicen en algunas escuelas.

JC: Hay una realidad que está ahí y se quiere ocultar, no se quiere hablar de ella.  Usted hablaba Fernando de la Ley de SS y SR, ¿Cuál es la situación ahora de ese proyecto de ley y la posición que tiene Profamilia?

MF: En la actualidad el anteproyecto está en la Cámara de Diputados, creo que se va a reintroducir o se reintrodujo ya en la Cámara de Diputados. Es un documento muy valioso que contó con la participación de diferentes sectores en su formulación y en su discusión, a partir de una iniciativa de dos legisladores, encabezada por el doctor Cristian Paredes, quien es un diputado médico y que le preocupa todo este asunto de la salud sexual y salud reproductiva.

AD: En el contenido de este documento llama la atención una serie de temas, como el erotismo, me imagino que será uno de los más cuestionados. ¿El Ministerio de Educación evaluó este documento antes de su impresión y si eso era necesario?

FR: No fue evaluado por el Ministerio, porque no es un texto del Ministerio. Ahora, para validar el documento se convocó a la sociedad científica dominicana con tradición, competencia y expertis en programas de educación sexual y por tanto, participaron técnicos del Ministerio en la validación del material y técnicos de todas las organizaciones de la sociedad civil que también trabajan con educación sexual y con adolescentes, tanto de ministerios del Estado como de instituciones comunitarias, profesionales independientes, pero no, nunca fue validado por el ministerio como tal.

AD: Bueno, pues ahí están las observaciones de Profamilia sobre el documento. No es un documento del Ministerio de Educación, es un documento de Profamilia, hecho para sus propios programas y que puede servir como instrumento de consulta para maestros y maestras.

FR: Está disponible para todas las instituciones y personas que lo adquieran y para que puedan ver en su propios contenidos y ejercitaciones, cuál es la naturaleza de la propuesta y del contenido que Profamilia plantea la sociedad dominicana.

AD: Muchísimas gracias a Fernando de la Rosa, encargado de Educación de Profamilia y a Myrna Flores, gerente de Género y Derechos, por haber venido a aclarar algunos de estos puntos relacionados con este manual.