El Día Nacional de la Juventud encuentra a las juventudes enfrentando uno de los mayores desafíos para la humanidad, la pandemia por el COVID-19. Sin embargo, la capacidad de resiliencia que los caracteriza y las ganas de crecer de la gente no las detiene el distanciamiento social, el aislamiento e incluso la pérdida de seres queridos.

Así lo expresan las juventudes articuladas al Programa Jóvenes y Educación Comunitaria de Profamilia. Nos cuentan cómo la experiencia adquirida les ha permitido identificar sus fortalezas, repensar sus proyectos de vida más allá de las condiciones adversas que el contexto social, cultural y económico les plantea.