Una alimentación saludable; actividad física apropiada; suplementos vitamínicos y seguimiento médico, son algunas de las recomendaciones para prevenir la anemia, nacimientos prematuros o bajo peso al nacer, y en general, para asegurar la salud materna.

Descargue la Hoja Informativa aquí