TENER VIH NO ES UNA SENTENCIA DE MUERTE

Que una persona sea VIH positiva no significa que su muerte sea inminente. El trabajo de años del Servicio de Atención Integral (SAI) Profamilia, así lo atestiguan: son personas que llevan su tratamiento y algunos están tan bien que ni siquiera tienen que tomar medicamentos antirretrovirales.

En Profamilia tenemos servicio de SAI en tres clínicas: Rosa Cisneros (en Santiago); San  Francisco de Macorís (en esa ciudad) y en la Clínica Profamilia Evangelina Rodríguez en Santo Domingo y prestan sus servicios a 1,569 personas.

Para conocer estas y otras informaciones descargue el documento adjunto  Hoja Informativa Día Mundial del SIDA