La Clínica Profamilia Sabana Perdida obtuvo el primer lugar al presentar una exitosa experiencia de mejora, durante el “Primer Congreso de Calidad” que realizó Profamilia.

La clínica Sabana Perdida realizó su trabajo en el control de calidad en laboratorio clínico, y tomó como ejemplo “alteraciones muy marcadas en hematología” en una fecha determinada y mediante un proceso de mejora lograron identificar el problema y solucionarlo.

Esta acción permitió identificar un problema en insumos externos a nuestro laboratorio, establecer el mecanismo de respuesta y resolverlo, a la vez que se identificaron oportunidades de mejora en nuestro servicio.

El segundo lugar lo obtuvo la Clínica Profamilia Rosa Cisneros, de Santiago, que se enfocó en la baja concurrencia de pacientes al servicio de emergencia, mientras que la clínica Evangelina Rodríguez presentó cómo el espermiograma depende de la capacidad técnica y profesional del bioanalista; y la clínica San Cristóbal presentó el tema mejora de la sustentabilidad de la Clínica Profamilia San Cristóbal.

En cada caso, siguiendo el Círculo de Deming, también conocido como la espiral de mejora continua o PDCA, presentaron un ciclo de mejora donde identificaron y solucionaron una situación que limitaba la calidad. El Círculo de Deming es un proceso de planificación y optimización diseñado para que las empresas y las organizaciones puedan incrementar constantemente sus estándares de calidad y ser más eficaces.

Primer Congreso de Calidad Este congreso de calidad se realizó con el interés de identificar la visión y las ejecuciones enfocadas a la calidad en las clínicas Profamilia y durante el mismo se vivió un amplio y rico intercambio de conocimientos y experiencias de mejora continua.

La gerente de Aseguramiento de la Calidad, doctora Karen Cuevas, señaló que durante el presente año los equipos gerenciales de las clínicas han evaluado y seleccionado un problema o una oportunidad de mejora y mediante el uso del Ciclo de Mejora de la Calidad como herramienta metodológica, determinaron las intervenciones que mejoraron el servicio y en esta jornada presentaron de forma resumida los resultados del ciclo implementado.

Explicó que “En el año 2017 las gerencias y coordinaciones médicas asumieron el liderazgo de este proceso y cambiaron su forma de hacer gestión de servicios; de una gestión reactiva y dependiente de información, a una gestión proactiva basada en evidencia”. Es la primera experiencia en evaluación de calidad en las clínicas Profamilia realizada por la Dirección Médica a través de la gerencia de Aseguramiento de la Calidad.