Violencia Contra la Mujer (VCM)

En la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer se entiende esta como todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.

La violencia contra la mujer tiene graves consecuencias para la salud y el bienestar de la mujer. Los estudios han relacionado la violencia contra las mujeres y las niñas con una serie de problemas de salud física y mental. Ciertos comportamientos de alto riesgo son significativamente más frecuentes entre las víctimas de violencia sexual y de pareja íntima.

¿Qué tipos de violencia contra las mujeres existen?

Es imprescindible conocer y reconocer qué tipos de violencia existen en nuestras sociedades para poder combatirlos. No existe un maltrato peor que otro, pues todos surgen de la discriminación y terminan en la violencia física, la opresión y hasta la muerte. Entre las formas de violencia contra la mujer más común están:

1. La violencia económica

Consiste en lograr o intentar conseguir la dependencia financiera de otra persona, manteniendo para ello un control total sobre sus recursos financieros, impidiéndole acceder a ellos y prohibiéndole trabajar o asistir a la escuela.

Violencia emocional/psicológica

Todo acto que tiene como fin destruir la autoestima de la víctima y degradarla como ser humano.

La violencia psicológica suele ser la puerta de entrada hacia otros tipos de violencia, como la física o la sexual, por lo que debemos tener mucho cuidado si creemos que se están dando muestras de este tipo de violencia.

Signos y síntomas

· Sentimientos de soledad y desamparo

· Baja autoestima

· Tristeza

· Ansiedad

· Depresión

· Irritabilidad

· Auto culpabilidad

· Falta de sueño

· Falta de apetito

Violencia física

Se traduce en cualquier acción que provoca daño o sufrimiento físico y afecte a la integridad de la mujer: hematomas, heridas, quemaduras ó un empujón es violencia física y jamás debemos excusarla.

Signos y síntomas

· Moretones, contusiones, hematomas, fracturas

· Problemas crónicos de salud

· Aborto, amenaza de aborto o parto prematuro

Violación sexual

Constituye una agresión sexual toda acción sexual cometida con violencia, constreñimiento, amenaza, sorpresa, engaño. (Ley 24-97)

Consecuencias para la salud

Traumas físicos, heridas, contusiones-muerte. Embarazo no deseado- aborto en condiciones de riesgo- infecciones de transmisión sexual- dolor pélvico crónico- trastornos menstruales- embarazos complicados- trauma emocional y Psicológico- trauma sobre los hijos y la familia

Incesto

Todo acto de naturaleza sexual que realiza una persona adulta mediante engaño, violencia, amenaza, sorpresa o constreñimiento en la persona de un niño, niña o adolescente del que es pariente natural, legítimo o adoptivo hasta el cuarto grado o por lazos de afinidad hasta el tercer grado.

Violencia contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres

Toda actuación que impida a las mujeres el libre ejercicio de su derecho a disfrutar de una vida sexual satisfactoria, sin riesgos para su salud, con libertad para decidir o no la procreación y para tener acceso a los servicios de atención en salud sexual y reproductiva y de planificación familiar.

Ahora que conoces los tipos de violencia contra las mujeres más comunes, no importa que seas hombre o mujer, denuncia cualquier situación de violencia llamando a la Línea Vida *212 desde cualquier teléfono (sin cargos). Tel.: 809-200-7212, y a la Dirección Especializada de Atención a la Mujer y Violencia Intrafamiliar de la Policía Nacional 809-688-3255 y 809-682-2151, las 24 horas los 7 días de la semana.  

En las Clínicas Profamilia ofrecemos atención prioritaria en temas de violencia de género para lograr una recuperación física, social y emocional.

Si crees que eres víctima de alguna forma de violencia de género o sexual, acércate a cualquiera de las clínicas Profamilia a nivel nacional para recibir el apoyo necesario e iniciar con la ruta de atención integral. Podrás encontrar atención humanizada y libre de discriminación en el marco de los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos, con la tranquilidad y la certeza de que toda la información será tratada dentro de la reserva y confidencialidad que la ley exige y que Profamilia promueve y respeta.