Impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 3 de agosto de cada año se celebra el Día Internacional de la Planificación Familiar, que nos invita a reflexionar sobre la importancia del control de la natalidad y concientizar en el uso de los métodos anticonceptivos.