“El acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud implican que todas las personas y las comunidades tengan acceso, sin discriminación alguna, a servicios integrales de salud, adecuados, oportunos, de calidad,  determinados a nivel nacional, de acuerdo con las necesidades, así como a medicamentos de calidad, seguros, eficaces y asequibles, a la vez
que se asegura que el uso de esos servicios no expone a los usuarios a dificultades financieras,en particular los grupos en situación de vulnerabilidad” señala la OPS en su sitio web.

Para conocer más sobre esta y otras informaciones haga clic aquí _Hoja Informativa 29