Profamilia felicitó a la doctora Miladys Román que fue galardonada como gineco-obstreta del año por el Colegio Médico Dominicano (CDM) en el marco de la celebración de la semana del médico, por haber contribuido al desarrollo de la sociedad en la especialidad de la ginecología y obstetricia.

“Un reconocimiento, es un recordatorio de que debo estar a la vanguardia de la salud y que tengo que continuar impulsando el desarrollo de la especialidad, manteniendo estándares de calidad por la salud de las mujeres como sujetos de derechos”, indica la doctora Román con la actitud de mujer comprometida con su profesión que la caracteriza, ante su segundo reconocimiento en su especialidad médica. En el 2017 había sido reconocida por la Sociedad de Obstetricia y Ginecología.

La directora ejecutiva de Profamilia, licenciada Magaly Caram, también reconoció, a nombre de la institución, el trabajo de la doctora Román, “para mi este es un momento muy especial, porque junto a mis compañeros de faena, el doctor Julio Demorizi y Ramón Soriano, queremos hacer un reconocimiento a una persona que acaba de ser recientemente galardonada como ginecóloga del año, y que en lo personal, es muy querida por mí, pero en lo institucional es sumamente respetada, por todos ustedes y por todas las personas que han pasado por su manos en la institución” indicó Caram.

La doctora Román ha sido catalogada por sus compañeros de labores como de los seres humanos que han cambiado la visión del papel de la mujer en la sociedad dominicana.  Inspirada en el ejemplo de su madre, técnica en laboratorio en el hospital Ramón de Lara, decidió estudiar medicina con el interés de realizar cambios en el patrón reproductivo de las mujeres, idea que afianzó mientras estaba en la rotación del internado de los hospitales, donde se definió su especialidad en ginecología y obstetricia.

Actualmente, la dotora Román goza del aprecio y la confianza de muchas mujeres que asisten diariamente a su consulta en la Clínica Profamilia Evangelina Rodríguez.  “Llegué a Profamilia el 1 de febrero de 1991 (hace 28 años) gracias a la doctora Dolores Rodríguez -compañera de promoción- por medio de un concurso que estaba abierto en el que apliqué y aquí estoy laborando como médico ginecobstetra”, señala Román.

En la ginecología y obstetricia hay muchas alegrías, pero también tristezas

La gineco-obstetricia es muy emotiva y conmovedora, afirma la doctora Román con actitud evocadora, “hay experiencias alegres, pero también los hay tristes, como cuando una paciente tiene una complicación grave, como he visto en hospitales, por complicaciones con el parto, puerperio, muerte de sus bebés, por un diagnóstico de una Infección de Transmisión Sexual (ITS) o del Virus del Papiloma Humano, pero cuando se logra sacar a una paciente de una complicación de salud es algo muy agradable y satisfactorio”, indica.

La doctora Román ofrece servicios de ginecología y obstetricia en la Clínica Profamilia Evangelina Rodríguez de lunes a viernes a partir de las dos de la tarde, además, es docente de ginecoobstetricia de 5to año en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo -INTEC-.