Las personas con una enfermedad cardíaca, especialmente las de más edad, tienen mayor probabilidad de presentar síntomas graves de COVID-19 que las personas sin problemas cardíacos, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

El boletín 145 del Ministerio de Salud Púbica señala que de las enfermedades coexistentes en personas fallecidas, la hipertensión y estaba presente en el 35.14%, seguida por la diabetes con el 23.25%.