Tu psicóloga responde

header

Las depresión en los/las adolescentes

¿Cómo detectamos que un adolescente está atravesando por una depresión?

En ocasión del Día Mundial de la Salud Mental, que este año la Organización Mundial de la Salud dedica a la depresión, la licenciada Gladys Antonia Cruz, de la clínica Profamilia San Francisco de Macorís, nos habla de esta condición de salud en la población adolescente.

 

¿Qué es la adolescencia?

La adolescencia es un momento de grandes cambios personales, cuando hembras y varones están definiendo una identidad distinta a la de sus padres, tratando con asuntos de género, su sexualidad emergente y tomando decisiones por primera vez en sus vidas.  También es un periodo del desarrollo biológico, psicológico, sexual y social inmediatamente posterior a la niñez y que comienza con la pubertad.

Depresión en el adolescente

La depresión en la adolescencia a menudo coexiste con otros trastornos como la ansiedad, comportamiento perturbador, trastornos alimenticios o abuso de sustancias. También puede conducir a un aumento en el riesgo de suicidio.

La depresión se presenta como un estado de infelicidad y abatimiento, el cual puede llegar a ser transitorio o permanente. Según la OMS, (Organización Mundial de la Salud) existen más de 450 millones de personas afectadas por algún trastorno o discapacidad mental y la mayoría de estas se encuentran en los países en desarrollo.

Para algunos autores, los síntomas de la depresión en el adolescente son el aburrimiento, fatiga, nerviosismo, la falta de concentración, llamadas de atención, conducta sexual desordenada, hipocondría y agresividad, sin embargo la  depresión en el adolescente se centra más en trastornos del comportamiento como la desobediencia, faltas injustificadas a clase, cólera, fugas injustificadas, comportamiento auto destructivo, tendencias masoquistas y predisposición a los accidentes, agresividad, problemas escolares e inestabilidad, entre otras.

De todos modos, existe un infra diagnóstico de la depresión en la adolescencia, debido a la interpretación de la variabilidad de los estados de ánimo como cambios hormonales propios de esta etapa.

Las niñas adolescentes presentan el doble de posibilidades de presentar depresión que los niños.

La verdadera depresión en adolescentes a menudo es difícil de diagnosticar, dado que los adolescentes normales tienen altibajos en su estado anímico, los cuales pueden alternar en periodos de horas o días.  Un antecedente de depresión en la familia también pone a los adolescentes en mayor riesgo.

 ¿Cómo detectamos que un adolescente está atravesando por una depresión?

Podemos entender que un adolescente está atravesando por una depresión, cuando evade las actividades recreativas; tiene deseo continuo de estar solo y que los demás no lo molesten; baja autoestima; exposición a actividades de alto riesgo; actividades autodestructivas y falta de atención.

Ante esta situación, hay algunos factores de protección que pueden ser útiles para prevenir una depresión, como la calidad de las amistades, tener en el grupo un status positivo y bien valorado y que entre su grupo de amistades exista una actitud de respeto a la autoridad y de rechazo al consumo de sustancias.

Otros elementos importantes son una adecuada comunicación familiar y una elevada autoestima familiar y social.

Posibles causas de la depresión en la adolescencia

En una persona adolescente, la depresión puede ser una respuesta a muchas situaciones y factores de estrés, por lo que  el estado de ánimo depresivo se puede presentar por el proceso normal de maduración y el estrés que se presenta con este; la influencia de las hormonas sexuales o por los conflictos de independencia con los padres.

Sin embargo, también puede ser una reacción a un suceso perturbador, como la muerte de un familiar próximo o de un amigo; maltrato físico y/o psíquico; maltrato a uno de los progenitores; abusos sexuales; por un fracaso amoroso o por un divorcio de los progenitores.

Puede afectarles además un cambio de residencia, que esté viviendo una situación de acoso escolar, que tenga dificultad para la integración social, por una dificultad escolar, consumo excesivo de alcohol o por el consumo de otras sustancias prohibidas.

Si son identificados indicios de depresión en una persona adolescente cercana a nosotros, el primer paso para obtener el tratamiento adecuado es visitar a un psicólogo o psicóloga.  Este profesional de la salud mental llevará a cabo una evaluación diagnóstica completa.

Profamilia cuenta con un equipo de psicólogas profesionales en sus clínicas institucionales y en las oficinas principales.  La licenciada Gladys Antonia Cruz es psicóloga clínica, con capacitación en terapias del aprendizaje, psicometría y prevención de drogas.  Presta servicios en la clínica Profamilia San Francisco de Macorís.