Las depresión en los/las adolescentes

Depresión en el adolescente

La depresión en la adolescencia a menudo coexiste con otros trastornos como la ansiedad, comportamiento perturbador, trastornos alimenticios o abuso de sustancias. También puede conducir a un aumento en el riesgo de suicidio.

La depresión se presenta como un estado de infelicidad y abatimiento, el cual puede llegar a ser transitorio o permanente. Según la OMS, (Organización Mundial de la Salud) existen más de 450 millones de personas afectadas por algún trastorno o discapacidad mental y la mayoría de estas se encuentran en los países en desarrollo.

Para algunos autores, los síntomas de la depresión en el adolescente son el aburrimiento, fatiga, nerviosismo, la falta de concentración, llamadas de atención, conducta sexual desordenada, hipocondría y agresividad, sin embargo la  depresión en el adolescente se centra más en trastornos del comportamiento como la desobediencia, faltas injustificadas a clase, cólera, fugas injustificadas, comportamiento auto destructivo, tendencias masoquistas y predisposición a los accidentes, agresividad, problemas escolares e inestabilidad, entre otras.

De todos modos, existe un infra diagnóstico de la depresión en la adolescencia, debido a la interpretación de la variabilidad de los estados de ánimo como cambios hormonales propios de esta etapa.

Las niñas adolescentes presentan el doble de posibilidades de presentar depresión que los niños.

La verdadera depresión en adolescentes a menudo es difícil de diagnosticar, dado que los adolescentes normales tienen altibajos en su estado anímico, los cuales pueden alternar en periodos de horas o días.  Un antecedente de depresión en la familia también pone a los adolescentes en mayor riesgo.